jueves, 30 de octubre de 2014

CATEDRAL DE SAN MARTÍN, ORENSE.








 

Dedicada a San Martín, la catedral de Orense fue edificada entre la mitad del Siglo XII y finales del XIII. En el año 1931 fue declarado Monumento Nacional y goza de honores de basílica.




 

Pertenece al románico tardío, influída por el estilo cisterciense en su aspecto arquitectónico y por el estilo mateano compostelano en su escultura.



Como ocurre en multitud de construcciones, en la catedral orensana se combinan elementos de diferentes estilos además del románico. Ejemplo de ello es el maravilloso cimborrio gótico con el que cuenta.






Contaba en sus inicios con una cabecera triábside, de la cual únicamente queda el ábside central al haber sido construida en el siglo XVII una girola.











 
Cuenta la fábrica con tres naves y transepto, siendo la central mayor en altura y anchura que las laterales. Las tres tienen bóvedas de crucería sencilla rematadas con discos y florones en las claves, arcos apuntados que descansan sobre pilares cruciformes con semicolumnas adosadas.

 
En los capiteles del interior, al igual que los del exterior, podemos observar gran variedad escultórica.


En la nave central existe un claristorio que dota de cierta claridad al interior catedralicio.

Destaca sobre todo el conjunto las tres portadas románicas con las que cuenta la fábrica. Las situadas en sus lados norte y sur son muy similares, con tres arquivoltas con profusa decoración escultórica resaltando claramente la influencia compostelana.


 
 

 

 

 





La portada occidental conocida como Pórtico del Paraíso reproduce de manera más simple el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago. Esta verdadera joya del románico gallego merece un artículo individualizado que en breve publicaré.
 
 

2 comentarios: